Seguidores

Visita mi tienda

martes, 19 de septiembre de 2017

Un poquito de alegría

Siempre he querido tener pájaros.
Mi Aitona criaba canarios, faisanes, perdices, codornices,.... y es un recuerdo tan feliz que para mi los pájaros siempre significan alegría y felicidad porque me transportan a aquella época.



El domingo 17 mi Aitona cumpliría 98 años. Solíamos celebrarlo juntos, porque al haber tan pocos días de diferencia entre uno y otro nos parecía más divertido así.





Como quería hacer un pequeño homenaje para él y un capricho para mí, este fin de semana me autoregalé dos pájaritos. Dos Diamante Mandarín preciosos y simpáticos.
Son pareja y espero que crían y poder aumentar la familia.







Estos son Txiki y Linda, en su casita tomando el sol.






¿Vosotr@s tenéis mascotas?


¡Hasta pronto!




viernes, 15 de septiembre de 2017

Un año más

Pues sí, ya tengo un año más. Ayer fue mi cumpleaños.
No hubo grandes festejos, de momento, fue un día de trabajo intenso (que también es de agradecer).

Me desperté con la felicitación de mi marido y mi hijo, cuando el día llegaba a su fin llegaron mis hermanas por la tienda con una sorpresa de parte de mi madre y de ellas.




¡Un precioso ramo de Amarilys Belladona! Un enorme, fragante y maravilloso ramo de color rosa.



Fue un broche perfecto porque ayer llegó el paquete que Guadalupe del blog Recicoración, me envió como ganadora del sorteo de su Reto DIY Express.
¡Como si fuera un regalo de cumpleaños!







¡Un montón de cosas bonitas para mis proyectos!











¿Qué os parece?





viernes, 1 de septiembre de 2017

¡Bienvenido Septiembre!

Hoy empieza septiembre, radiante, con su luz mágica y su brisa que nos acerca al otoño.
Es uno de mis meses favoritos, si no el favorito, y no porque yo haya nacido en septiembre, sino porque en Asturias es un mes maravilloso: cálido, verde y dorado, lleno de luz, de colores,...







Y como pequeño tributo a mi mes hoy me he dedicado un poco de tiempo a mi misma y me he pintado las uñas de septiembre...

Me explico, este es mi jardín en septiembre....





Y estas mis uñas






¡Girasoles!
Están pintados con pintura acrílica , luego una capa de esmalte transparente y ya está ¡uñas de septiembre!
Tienen muchos defectos, pero para ser la primera vez que lo hago me ha gustado mucho, seguro que repetiré.


Con esta entrada participo en el Finde Frugal de Marcela Cavaglieri  y el Viernes Handmade de Little Kimono.

¡Hasta la próxima!





miércoles, 30 de agosto de 2017

Ambiente de verano

Poco a poco los días de playa van pasando.
Me gusta el ambiente de playa y verano, intento alargarlo hasta que ya  el otoño llama a la puerta con su luz especial y sus colores cálidos.
Para que la playa siga unos días más en mi vida tengo una decoración playera en el salón, así cada vez que veo mis conchas y estrellas se me escapa una sonrisita.














La composición es muy sencilla, unas velas, unas cuantas conchas un par de caballitos de mar de cerámica y unas estrellas de mar modeladas con arcilla polimérica.








Mi corona polivalente, esta vez con una esponja de red color azul, un caballito de mar ( un adorno de acuario de bazar oriental pintado en color agua marina) unas cuantas conchas, estrellas modeladas y lazo.








¡Ya véis, más sencillo imposible!







¿Qué os parece? A mi me resulta muy agradable recordar el mar, aunque esté en la ciudad.

¡Hasta pronto!




viernes, 18 de agosto de 2017

Funda de cojín exprés

Esta mini semana (comencé el miércoles) tuve poco tiempo libre.
No se puede hacer en tres días lo que normalmente realzamos en cinco, pero descansar también es importante.
Así que a la vuelta del puente mis proyectos van un poco lentos.

Uno de los que pude terminar es una sencilla funda de cojín con sólo dos costuras, sin cremallera, ni botones, ni nada de nada.







La realización es sencillísima, medimos el cojín para el que estamos haciendo la funda y cortamos un rectángula con unos 15 cm. más de la medida exacta en uno de los sentido y en el otro sentido un para de centímetros extra para las costuras.









Doblamos la tela de manera que la unión quede en el centro de uno de los lados, doblamos para hacer dobladillo, sujetamos con alfileres, una pasada por la máquina de coser y en unos 10 minutos ¡funda de cojín nueva!







Yo seguí estas explicaciones que encontré en Pinterest https://es.pinterest.com/pin/454230312408325823/












Es muy fácil y el resultado, inmediato.

¿Qué os parece?

Aquí colocado en "mi trono rosa", nombre que da mi hijo a mi butaca de terciopelo.








Con esta entrada participo en el Viernes Handmade de Little Kimono  y el Finde Frugal de Marcela Cavaglieri.


viernes, 11 de agosto de 2017

Reciclando tazas

Me encantan las tazas, colecciono tazas de porcelana desde hace años.
A veces llegan a la tienda piezas de loza o cerámica muy bonitas, pero con algún desperfecto y me da mucha pena tirarlas.

Este es el caso de estas cuatro de San Claudio.
.




Están deterioradas y no se pueden vender, pero se me ocurrió darles una nueva vida. Son el típico modelo de flores y frutas, todo un clásico, y un modelo ideal para la decoración de una casa de campo











Son tazas muy grandes para colocar con mi colección en la vitrina, así que se me ocurrió colocarlas en la cocina, cerca de la ventana....











Un ratito libre, un poco de tierra, unos esquejes enraizados de unas crasas y ¡ya está!

Preciosas tazas convertidas en macetas. Las crasas son muy adecuadas para este tipo de recipiente porque no necesitan mucha agua, con lo cual el riesgo de encharcamiento es mínimo.










¿Qué os parece?¡Tirarlas hubiera sido una pena!
En la estantería rosa lucen muy bien.







A mí me encanta como han quedado.

Con este mini proyecto participo en el  Viernes Handmade de Little Kimono y el Finde Frugal de Marcela Cavaglieri.

¡Hasta pronto!

miércoles, 9 de agosto de 2017

Siempre me han gustado los faros, tan de moda ahora.
Mi marido es de Oviñana, un precioso pueblo costero situado en el Cabo Vidio, con un faro estupendo.

Hoy en día está automatizado, pero hasta hace pocos años vivía allí un farero que controlaba la luz y la sirena del faro.

Mi marido conoce mi amor por los faros y me regaló este con luces el día de nuestro aniversario.











Este fin de semana tuvimos que ir a Ribadeo a trabajar y como no todo es trabajo, a la vuelta me llevó a ver dos de los faros que encontramos el de Ortiguera y el de Busto.

El faro de Ortiguera es espectacular, situado en el Cabo de San Agustín, fue construido en 1973 y mide 20 metros de altura, 80 si medimos desde el mar.
Es el típico faro que todos imaginamos, una construcción con forma de torre, pintado a rayas y con linterna en la parte superior. 






A su lado podemos ver la antigua baliza de 1945. A pesar de su pequeño tamaño el alcance de su luz era de 10 millas marinas.






A pesar de no ser demasiado antigua, tiene un cierto aire medieval.
¿Os imagináis cuántas vidas habrá salvado?







También podemos disfrutar de la antigua caseta de prácticos y patrones con el típico tejado de pizarra del occidente asturiano.






O la hermosa ermita de San Agustín.




A pocos kilómetros nos paramos en el Faro Busto, situado en el cabo del mismo nombre.
Es totalmente distinto al anterior, el edificio del faro y la vivienda del farero están unidas, por lo que no se ve la típica imagen de faro alto.
Es un lugar hermoso, cuidado y limpio, por el que da gusto pasear.









A pesar del mal tiempo que tuvimos, la belleza del paisaje es indiscutible, no pude hacer fotos de la costa y el mar porque estaba tan nublado que apenas se veía algo.



Sea cual sea el clima, es un lugar totalmente recomendable para visitar, tranquilo y muy especial, tanto por sus vistas como por lo cuidado que está.




Si visitáis Asturias y tenéis tiempo,  los faros asturianos son dignos de ver.
Guardianes de nuestras costas y nuestros marineros.


Espero que os guste el paseo de hoy.

¡Hasta pronto!